Home
Dr Pablo Ugarte Velarde
Cirujano de Mano Clínica Ricardo Palma.
Servicio  Cirugía de Miembro Superior del Hospital Rebagliatti
                                                 
 
Caso Clínico
Paciente de 48 años que sufre caída sobre un ropero, el día 07.08.2010, presentando herida al nivel tercio superior del antebrazo, con  el espejo. Atendido en emergencia en el hospital, donde le realizan sutura de herida de aproximadamente de 15 cm de longitud. Tres días después acude donde un médico particular donde le realizan una curación y retiro parcial de puntos. Evoluciona con aumento de volumen  le recomendaron que se sobara y tomara anti inflamatorios con antibióticos.
Presenta adormecimiento en la mano derecha que progresa a anestesia en territorio cubital y mediano.
Tres meses del accidente consulta con otro médico por la persistencia del dolor a la extensión del codo  y  aumento de volumen indica una ecografía, detectando cuerpo extraño.
Se solicitan Radiografías del codo y tercio superior del antebrazo.
Es operado 14.11.10, se realiza un acceso anterior ampliado tipo Henry, para explorar arteria humeral, nervio mediano y nervio cubital.
Se encuentra mucha fibrosis que comprime el nervio mediano se realiza retiro de cuerpo extraño, neurolisis del nervio mediano  y se explora el nervio cubital el cual no se encuentra seccionado, pero con sufrimiento severo. Evolución con parestesias persistentes.
                  
 
 
 
Comentario: ¿Que paso en este caso? Se puede hablar de mala práctica o negligencia.  ¿Es culpable  el médico, que lo atendió queriendo resolver un  problema?,  ¿el centro de salud brindo todas las facilidades para un tratamiento adecuado? 
Claro que hay un problema, la familia y el paciente exigen una explicación. Tres meses con dos fragmentos de espejo dentro del antebrazo nadie lo va aceptar.
La importancia de un examen clínico minucioso, debe incluir la exploración de áreas sensitivas, evaluar la perfusión distal, el  test de Allen para verificar permeabilidad de las arterias cubital y radial.
Las heridas por  objetos cortantes necesitan ser tratadas adecuadamente todas requieren de vacuna antitetánica, antibióticos, lavado de herida, desbridamiento que puede ser hecha  bajo anestesia local  si la lesión es pequeña. Las lesiones más extensas como el caso presentado es aconsejable la  exploración de la herida, con una anestesia plexal o general , el  uso de torniquete, disponer de buena iluminación, instrumental quirúrgico y tener el conocimiento anatómico de la región lesionada.
¿Qué hacer cuando nos llega un paciente ya suturado?  La respuesta no es fácil. ¿Se debe adoptar una conducta expectante, observación?  O  es necesario optar por un procedimiento más agresivo. ¿Uno puede confiar en el tratamiento hecho por otro colega?  La clave está en el examen clínico, ante la duda de lesión es mejor explorar, muchas veces  la única forma de garantizar un tratamiento optimo es la exploración de una lesión ya tratada. Me parece que no es una decisión fácil de tomar, pero en el transcurso de mí práctica médica, me ha demostrado que es la mejor opción.
El manejo inicial de suma importancia para evitar complicaciones,  el examen clínico y la limpieza quirúrgica es lo que debe primar y no el cierre de la herida .Las heridas con mucha contaminación como las mordidas de animales y humanas siempre se deben dejar abiertas.
Los médicos debemos  trabajar en las mejores condiciones,  contar con todos los medios para garantizar un buen tratamiento, no basta querer hacer bien las cosas o querer ayudar al paciente,  es necesario contar con instrumental  y la preparación adecuada.
 
Bibliografía
 
1.       Bricout N. El cirujano general y las heridas de mano: Revisión anatómica Trib Méd 75(3):1, 1987
2.       Bricout N. El médico general frente a las heridas de la mano:3. Diagnóstico de las lesiones recientes. Trib Méd 75(7):1, 1987
3.       Burkhalter, WE. Thoughts on delayed closure of hand wounds. En "Symposium of the hand" Vol.3, LM Chase RA (De) St. Louis, GV Mosby, 1971, pp 168-173.
4.       Burkhalter, EW. Experiences with delayed primary closure of war wounds of the hand in Vietnam. J Bone&Joint Surg 50A:945, 1968
5.       Edlick R, Rogers W, Kasper G et al. Studies in the management of contaminated wounds. Am J Surg 117:323, 1969
6.       Erickson E. Manual ilustrado de anestesia local. Bogotá, Astra Química de Colombia, pp 78, 1969
7.       Flatt, A.The care of minor hand injuries. 3ed. St. Louis CV Mosby pp 74, 1972
8.       Gerstner J. Manual de Semiología del Aparato Locomotor. 4a. Ed.
9.       Gerstner J, González A. Diagnóstico y tratamiento de las heridas profundas de las extremidades según riesgo por severidad. Instrucción programada Módulo de autoinstrucción. Universidad del Valle, 1979
10.   Johnson LF, Gerstner J. Artritis séptica de rodilla Colombia Médica 13:2-3, 50, 1982

 

11.   Jughes JH. Posibles errores en el tratamiento inicial de las lesiones de la mano. Trib Méd 78:17, 1988 
AttachmentSize
figura-1.jpg35.3 KB
figura-2.jpg49.49 KB
figura-3.jpg52.27 KB
figura-4.jpg21.84 KB

AANA

Junta Directiva

Dr. Pablo Ugarte
Presidente

Dr. Marcelo Lizarraga F.
Vice-presidente

Dr. Arturo Torres M.
Sec. General

Dr. Ivan Salce Cutipa
Sec. Acción Científica

Dr. Ruben del Castillo
Tesorero

Dr. César Ávalos A.
Sec. Filiales

Dr. Orlando Coacalla V.
Sec. Capítulos

Dr. Yuri Ochoa L.
Vocal

Dr. Jaime Vásquez Y.
Vocal

Dr. Rolando Suárez
Past Presidente